La comunicación es la pieza fundamental de las relaciones personales. Ofrecerles a los adolescentes y jóvenes información sin prejuicios sobre las infecciones de transmisión sexual, del contagio del VIH Sida y del virus del papiloma humano, así como de los embarazos no deseados, es la única forma de prevención que existe.

Si no conoces sobre algún tema, consulta con los expertos, ya sean sexólogos, psicólogos, médicos e, incluso, los padres de familia pueden ser una buena fuente de información, siempre y cuando estén documentados y les brinden esa confianza a sus hijos. No hay que fomentar miedo, sino respeto y confianza.