Expertos aseguran que en el hombre la excitación y la etapa de meseta o etapa transitoria antes del llegar al orgasmo es mucho más rápida que en la mujer y en la etapa post orgásmica o resolución, el hombre necesita mucho más tiempo que la mujer para recuperarse y volver a tener una nueva relación sexual