Algunas personas no tocan con los adolescentes el tema de la diversidad sexual porque consideran que podría inducirlos a la homosexualidad. Esto no es más que un tabú, ya que los menores deben entender que la homosexualidad es una orientación sexual que tiene nada que ver con los valores de una persona. Hablar sobre orientación sexual, es una manera de mantener canales de comunicación abiertos, para que no exista confusión, ni desinformación. No le tengas miedo a la información.