Un dato alentador es que entre 2006 y 2010, 86% de las adolescentes mujeres y 93% de los adolescentes varones informaron que habían usado anticonceptivos la última vez que tuvieron relaciones sexuales; esto es un aumento de los porcentajes de 1995, cuando se registraron un 71% en mujeres y un 82% por ciento en varones. El evitar un embarazo no deseado es una responsabilidad que debemos aceptar.