La organización Día Mundial de la Salud Sexual señala que un adecuado manejo de la sexualidad debe basarse en tres principios:

1. Individualización.- Tomar en consideración las diferencias individuales

2. Respeto a la dignidad humana .- Valores personales y de grupo

3. Libre determinación.- Frente a las alternativas existentes es la persona quien decide en última instancia.